Retos trascendentes para dejar huella en la sociedad

Hace poco desgranamos la experiencia de nuestros alumnos dentro del proyecto académico bye, bye ciudad. h2i ofreció este reto a un equipo de alumnos de su Máster en innovación, gracias a uno de sus compañeros de viaje: Almanatura.
 
Almanatura fue la primera BCorp (Benefit corporation) que se creó a nivel nacional y actualmente se encuentra entre las 500 mejores empresas para el mundo, un certificado que se otorga a aquellas empresas que tienen un impacto positivo en la sociedad. Su propósito, ayudar a fijar la población en el entorno rural, no es nada fácil. Pero sus integrantes creen firmemente que su empeño e implicación les ayudará a cambiar y a dar soluciones a este gran problema que se plantea en muchos países. En España, concretamente, el 80 % de la población se concentra en grandes ciudades y solo el 20 % viven en los 8.150 pueblos, aproximadamente, que hay en nuestra geografía.

Empresas centradas en un reto

Almanatura se creó cuando los propios integrantes se negaron a marcharse a la ciudad para buscar un trabajo. Esto los llevó a implicarse en un proyecto para revitalizar las zonas rurales y no marcharse a la ciudad. Con el paso del tiempo y en su afán de buscar soluciones innovadoras cursaron un máster basado en metodologías de learning by doing y en este proceso conocieron a h2i institute. Con todo lo aprendido y con una visión más innovadora, reestructuraron la empresa basándose en un propósito, en un reto: revitalizar las zonas rurales y fijar población en ellas basándose en cuatro pilares básicos: educación, uso de las tecnologías, empleabilidad y salud
 
Según nos cuenta Juanjo Manzano, uno de los fundadores de Almanatura, conocer h2i institute les permitió tener un apoyo muy importante en su trabajo con el equipo al que se le asignó el reto: 
 
-Cuando trabajas, los plazos y los presupuestos te limitan el tiempo que le puedes dedicar a cada tarea. Sin embargo, los equipos del máster tienen tiempo para investigar, pensar, iterar, pivotar ideas y si es necesario cambiarlas.La actitud del equipo fue extraordinaria, se implicó, se creyó el reto y recibieron todo el apoyo que nos solicitaron. Tuvimos muchas cenas, muchas conversaciones para poder extraer toda la información necesaria. Fue clave la implicación de todas las partes.-
 

Aplicabilidad de los proyectos

Es muy importante que un equipo de trabajo conozca el problema y realice una gran labor de investigación y búsqueda de soluciones; pero, sobre todo, queremos conocer la opinión de Almanatura sobre la utilidad de los resultados obtenidos. 
 
-El reto de Almanatura es un poco más complejo que la parte de la que se hizo cargo el equipo de bye, bye ciudad. De hecho, desde que presentaron el reto a h2i institute hasta que obtuvieron los resultados, el proyecto fue evolucionando. En el camino conocieron a una empresa portuguesa que les contó su experiencia y eso sirvió para seleccionar las partes del proyecto de bye, bye ciudad que encajaban mejor con la situación actual del mismo. Con estas premisas decidieron invertir y ponerlo en marcha. Bye, bye ciudad se transformó en HolaPueblo.com, trabajo que verá la luz en apenas unos meses. Durante el tiempo de implementación una empresa de capital privado y una entidad publica se interesaron y han querido participar convirtiendo este en otro de mayor envergadura y gran calado.
Verdaderamente fue muy útil participar junto con h2i Institute en esta experiencia porque el proyecto que salió de su máster ha sido el germen para un gran proyecto que va a ver la luz en pocos días y servirá para dar solución a un problema tanto social como de estado.
 
¿Y si volver a las raíces también fuese innovar?