La mayoría de los hombres han experimentado la pérdida de la erección durante el acto sexual en algún momento. Para muchos, se trata de un fenómeno poco frecuente que no causa muchos problemas, pero para otros, el problema puede ser más persistente, causando problemas importantes en la vida sexual. Si bien es importante para un hombre tener en cuenta las causas y averiguar si está experimentando algún problema de salud, es igualmente importante que la pareja sea un apoyo moral que lo ayude a analizar sus propios sentimientos, donde se puede incluir la frustración, y desarrollar formas constructivas para responder a la situación.

Cuando un hombre es incapaz de obtener una erección, es probable que sienta un conjunto de cosas desagradables sobre sí mismo. La reacción de la pareja puede empeorar la situación en algunos casos, y esto no es bueno para ninguno de los dos involucrados. Los siguientes consejos pueden ayudar a que las parejas sexuales sean solidarias.

  1.  No tomarlo como algo personal. Si la pareja asume que ella es la razón para la pérdida de la erección del hombre, si piensa que no es lo suficientemente atractiva, o que hizo algo incorrecto, muchas veces se tiende a responder con tristeza, irritación, o una actitud defensiva. Ninguna de estas reacciones ayudará a un hombre. Existe una gran variedad de razones por las que un hombre puede perder su erección y algunas no tienen nada que ver con su pareja.
  2. Preguntarse si hay algo que se pueda hacer. Por supuesto, hay momentos en los que un hombre sólo necesita un tipo particular de estimulación para volver a tener una erección. En ese caso, basta con ser creativos y ofrecer ayuda a la pareja.
  3. Reducir la velocidad. Cuando una persona está a punto de llegar al clímax, puede ser frustrante para su pareja no estar satisfecha, muchas veces el entusiasmo puede transformarse rápidamente en impaciencia. Hágale saber a su pareja que está bien reducir la velocidad, se puede participar en más juegos previos y disfrutar del proceso.
  4. Entender que podría no funcionar. Si un hombre ha estado estresado mucho últimamente por el trabajo, la familia u otras circunstancias de la vida, en algunos casos él simplemente no podrá ser capaz de tener una erección o mantenerla, independientemente de lo atractiva que pueda ser su pareja.
  5. Tener relaciones sexuales antes de beber. Para muchos hombres, un par de copas son suficientes para obtener una gran dosis de virilidad. Si una pareja planea ir a tomar algo, o busca disfrutar de bebidas en el hogar, tener sexo antes de beber puede ser todo lo que se necesita.
  6. Proponer asesoramiento profesional. Si los problemas de erección de un hombre son persistentes y siguen interfiriendo con una vida sexual sana, es posible que necesite un poco de empuje para conseguir una visita a un médico o terapeuta. La pareja puede abordar el tema con delicadeza, explicando sus propias razones. La disfunción eréctil en realidad puede indicar una condición grave de salud física y es algo que debe ser tomado en serio.

Es siempre una buena idea para los hombres mantener la confianza en su edad adulta, para combatir estas condiciones que pueden ser eliminadas fácilmente llevando una vida sana y una mentalidad positiva.