El componente activo de Sildamax es el sildenafil, que hace que se dilaten los vasos sanguíneos, para un mejor flujo sanguíneo. Este medicamento se utiliza para tratar la disfunción eréctil y otros problemas similares en la población masculina. Tras su ingesta, hace que dicha erección se torne más dura y fuerte para tener relaciones sexuales placenteras. No es afrodisíaco, por ello se necesita una estimulación previa para que Sildamax tenga efecto.

Su acción se verá media hora después de haberlo tomado y desaparece luego de aproximadamente 5 horas. Para su ingesta, se traga el comprimido con abundante agua y no se tritura ni mastica.

El rubor en la cara, dolores de cabeza y enrojecimiento de los ojos pueden ser algunos de los efectos secundarios tras la ingesta de Sildamax. Si estos síntomas se prolongan o se tornan molestos, contáctese con su médico de confianza tan pronto como sea posible.