Vas a aprender cómo durar un par de minutos extra en el acto sexual mediante el uso de algo que se llama la saturación de los nervios. Serás capaz de deshacerte de esa sensación de eyacular tan pronto como empiezas a tener intimidad con una mujer o en algunos casos después de un par de minutos en el acto sexual. Aprenderás a desensibilizar el miembro masculino para que puedas soportar mucha más estimulación sexual antes de eyacular.

Esta técnica es muy sencilla de hacer, pero es extremadamente poderosa.

Piensa en esto, has pasado todo un día con tu pareja y todo ha salido genial, la llevas de regreso a casa y ella quiere estar contigo en la intimidad, por lo cual empiezas a seducirla y a hacerla sentir bien.  Después de 20 o 30 minutos de estimulación sexual ella está muy excitada, y quiere estar contigo, en este momento sabes que debes seguir adelante, pero te sientes muy intensamente excitado, y aquí ocurre la eyaculación prematura.

Eso no es divertido en absoluto. Esto es a lo que vamos, el uso de la técnica de saturación de los nervios con el fin de que puedas durar más tiempo en la cama con una mujer sin trucos extraños. Ella ni siquiera se dará cuenta de lo que está pasando. Así es cómo funciona todo el asunto.

Es posible que uses una camisa todo el día sin tener que darte cuenta de cómo se siente el contacto de ella con tu piel, la razón por la que esto sucede es debido a algo que se llama la saturación de los nervios. Sin embargo, si fuera una mañana fría donde te levantas y te pones un suéter caliente, sin duda sentirás las sensaciones por todo tu cuerpo.

 

Así que hay 2 reglas para este tipo de saturación de los nervios.

#1. Cuando se está en contacto con algo que tu cerebro finalmente comienza a ignorarlo. Si usas calcetines, notas su presencia durante unos 10 segundos y luego te olvidas de cómo se sienten los calcetines en tus pies.

#2. Cuanto mayor es el contraste más fuerte será la señal. Cuando haga frío y te pongas un suéter te sentirás caliente.

Se siente mucho mejor beber un vaso de agua helada cuando se está en la playa debido a la saturación de los nervios.

Estos principios se aplican al sexo también.

Es muy probable que verte antes de que tengas relaciones sexuales con una mujer caliente tu zona genital. De esta manera tienes una sensación especial. Al insertar tu miembro erecto se producirá un gran cambio.

Será cálido y húmedo, la textura será diferente y habrá más presión de la que estamos acostumbrados. Se trata de un glande seco en una vagina que está húmeda, se pasa de un miembro “frío” a una vagina que está más caliente debido a la cantidad adicional de sangre.

Estas sensaciones pueden ser suficientes para hacer que la eyaculación llegue más rápido de lo normal. Con el fin de evitar esta situación debes hacer esto.

Cuando estés con una mujer, toma un descanso de 30 segundos, mantén tu miembro dentro de ella y deja que la saturación de los nervios actué. Dentro de los 30 segundos que tu miembro se ajuste podrás continuar, y de la misma manera que no sientes tu suéter después de puesto, habrás alcanzado tus resultados.

Esto te ayudará a durar mucho más tiempo en la cama y te va a impedir eyacular tan pronto como se inicie el sexo.