h2i_DesignResearch_14

Design Research: Entendiendo el problema a resolver

15 February, 2016

Quién esté siguiendo las entradas que venimos publicando habrá visto que en todos los conceptos expuestos, desde el design thinking al diseño estratégico, se ha repetido una misma idea: diseño centrado en las personas. El diseño centrado en las personas parte de una premisa básica: el destinatario final del artilugio diseñado (ya sea un producto, un servicio o un sistema) será un individuo con unos objetivos, necesidades, capacidades y preferencias específicas, con lo cual es esencial conocer y entender a ese individuo como forma de guiar el proceso de diseño. ¿Y cómo podemos conocer y entender a ese individuo? Ahí entra en juego el conocido como design research.

Design research hace referencia al acto de estudiar, utilizando distintos medios, una situación de diseño, entendiendo como tal el conjunto de individuos, actividades y recursos involucrados en un contexto de uso determinado. Ejemplos de situaciones de diseño serían la manera en la cual los clientes realizan una compra mediante un cajero electrónico (ver figura 1), la forma en la que los usuarios se desenvuelven en una biblioteca, o el modo en el cual se trabaja en un centro de control de tráfico aéreo.

Dada su significación en los procesos de diseño centrado en las personas, nuestra intención es dedicar dos entradas a la actividad de design research. En esta primera, nos centraremos en introducir los elementos claves del concepto, dedicando una segunda a explicar distintos métodos y técnicas de investigación.

dr

Figura 1. Design research hace referencia al estudio de una situación de diseño a fin de conocer la actividad, los participantes y el contexto de uso.

Evitando confusiones

Es posible, sería una gran satisfacción que así sucediera, que tras leer esta entrada el lector quisiera conocer más sobre design research. En ese caso, seguramente recurriría a un motor de búsqueda para obtener información adicional sobre el término. Si así fuera, los resultados aparecidos podrían llevarle a confusión. Así, por ejemplo, en Wikipedia se refiere a design research como “primarily research into the process of design, developing from work in design methods”.

En ámbito académicos, es habitual referirse al design research en ese modo, como la disciplina encargada de estudiar la forma de poner en práctica el diseño como actividad cognitiva. Por el contrario, en actividades relacionadas con la innovación, el diseño de la experiencia de usuario, el diseño de la interacción y, en general, en ámbito profesionales, design research se utiliza para referirse a la etapa inicial del proceso de diseño encaminada a estudiar el problema a afrontar. En este segundo sentido, tal y como se ha indicado la introducción, se emplea en esta entrada.

Para evitar confusiones, algunos autores prefieres utilizar el término design science research para referirse a la disciplina académica, reservando design research para la actividad de diseño. Empero, no existe un consenso al respecto, así que es bueno conocer el carácter polisémico del término para evitar confusiones.

¿Por qué es útil el design research?

Establezcamos una premisa: acometer un proceso de design research no es imprescindible. Existen situaciones de diseño bien conocidas, o en las cuales se trabaja respecto a estándares y procedimientos bien definidos, que no requieren de técnicas de inmersión o etnografía para estudiar a los usuarios y su contexto de uso. En esos casos, se puede confiar en la experiencia de los diseñadores para elaborar una solución. Incluso, existen casos en los cuales se prefiere optar por el instinto y conocimiento de los diseñadores para guiar el proceso de diseño. El conocido como genius design.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, en proyectos de gran tamaño o en los cuales se trabaja en dominios de aplicación desconocidos para el equipo de diseño, acometer actividades de design research es la aproximación adecuada. En estos caso, es necesario recurrir a la observación o la interlocución con los potenciales usuarios para descubrir esos insight que guíen las posteriores actividades de ideación. En estos casos, aplicar técnicas de design research es la única forma de reducir el riesgo de cometer errores o caer en presunciones que finalmente se demuestren falsas, dando lugar a soluciones inadecuadas y, lo que es peor, a importantes pérdidas económicas.

¿Cómo se debe investigar?

En su concepción actual, la metodología de design research bebe de fuentes como la ingeniería cognitiva, la psicología y las ciencias sociales. Incluso, en algunos casos, se han extraído lecciones de las artes escénicas y las artes plásticas. No obstante, la principal fuente de inspiración ha sido, sin lugar a dudas, la antropología. Por este motivo, suele tomarse como referencia a autores de esta disciplina a la hora de fijar las base del design research.

Según el antropólogo Rick E. Robinson, existen tres reglas básicas que deben seguir los investigadores de diseño:

Debes estar con ellos. Los diseñadores no deben limitarse a leer lo que otros han investigado ni deben estudiar a las individuos en entornos controlados. La observación en entorno real es el componente clave del design research.

Debes hablar con ellos. Observar a los individuos es esencial, pero entablar conversación con ellos también. Es importante conocer de primera mano las opiniones, necesidades y juicios de los potenciales usuario de la futura solución.

Debes anotar. La memoria humana es limitada y tiende a conceder más importancia a ciertos detalles que a otros. Para evitar sesgos y olvidos, es importante tomar notas sobre lo visto y oído.

La necesidad de observar, hablar y anotar se fundamenta en una idea esencial de design research: se trata de una actividad descriptiva, basada en hechos observados y no en impresiones o sensaciones derivadas de la experiencia. Los investigadores de diseño deben dejar la subjetividad a un lado, desarrollando la suficiente empatía como para entender a los individuos observados, pero siempre anteponiendo los hechos y la objetividad a las emociones. Las situaciones de diseño no deben ser interpretadas, deben ser percibidas y entendidas. Nada más, y nada menos.

dr2

Figura 2. El propósito del design research es describir y no prescribir.

La importancia de la empatía

No podría terminar esta entrada sin dedicar una líneas a la idea de empatía. Como en muchos otros conceptos tratados a lo largo de estas semanas, existe cierta confusión a la hora de referirse a la idea de empatía. La empatía no significa caer bien al otro o resultar simpático a un tercero. Tampoco mimetizarse para sentir como el otro. La empatía es la capacidad de identificarse con la inquietudes, emociones y motivaciones de otro a fin de llegar a un mayor entendimiento de su situación. La empatía es un elemento clave de los investigadores de diseño para identificar necesidades insatisfechas y delimitar adecuadamente el problema a resolver.

dr3

Figura 3. Design research ayuda a los diseñadores a entender a los usuario y su entorno, permitiendo la elaboración de mejores soluciones